¿Qué tal si clavamos los ojos más allá de la infamia para adivinar otro mundo posible?

Fragmento de El derecho al delirio, Eduardo Galeano (via poesianoerestu)